tarot-gratis-virtual

INICIO

MAGIA

MAGIA AMOR
PROTECCION
TRABAJO
DINERO
PARA PAREJA MAGIA WICCA

ARMONIZACION

FENG-SHUI
I-CHING
REIKI
RELAJACION
MEDITACION
ORIGEN TAROT Cromoterapia

PREDICCION

NOSTRADAMUS

ESOTERISMO

MISTERIO
PSICOMETRIA
PIRAMIDES
TANTRISMO
TELEPATIA
LA LUNA
KARMA
MAGIA
VIAJE ASTRAL
LOS SUEÑOS
AUTOCURA
CHAKRAS

NUMEROLOGIA

NUMEROLOGIA
ANUAL
PREDICCION

tarot gratis virtual

 

 

 

tirada runas

 

 

 

tarot visa

 

 

 

tarotistas videntes

 

TANTRISMO 1          TANTRISMO 2

EL TANTRISMO PRIMERA PARTE

Por fin lo anunció al mundo en un folleto titulado: "Continencia Masculina o el Dominio de Sí Mismo en el Coito" .Las ideas esenciales que Noyes presentó en su folleto fueron las siguientes: Hay dos métodos de unión sexual. El primero es el acto animal de la copulación que conduce a la fecundación. El segundo es de carácter netamente afectivo, inhibe la eyaculación y preserva naturalmente del embarazo. Hay un gravísimo error en confundir estos métodos. El primero debe reservarse para su misión natural, para sus fines legítimos: la concepción. Cuando no se desea la concepción no se debe realizar el acto particular destinado a efectuarla. Sin embargo, puede verificarse un unión sexual que produce un alegre intercambio de magnetismo, que puede sostenerse sin llegar al orgasmo. El arte de inhibir el orgasmo puede adquirirlo y cultivarlo todos los que realmente lo deseen. El medio seguro consiste en no seguir con el ímpetu de la excitación inicial. Si se logra dominar el impulso nervioso, evitando el excesivo aflujo de sangre a los órganos sexuales, no se secretará el fluido seminal. La expulsión del semen por el hombre, en lugar de ser necesario para el goce carnal, obra en sentido opuesto, por su efecto de acabar inmediatamente con la vitalidad y el impulso generador, llevando a un fin prematuro las relaciones. Inhibiendo el flujo seminal se alcanza un grado de placer más intenso, prolongado cuanto se desee y en condiciones de volver a empezar cuando se quiera.
VENTAJAS DEL MÉTODO
PRIMERO: Es natural. El infructuoso desgaste del semen cuando no se pretende la concepción, seguramente no es natural. Ningún animal malgasta su fluido seminal como el hombre. Todos los animales sanos y que viven directamente en su medio natural no padecen emisiones involuntarias o voluntarias fuera del tiempo del celo. Sobra advertir que los animales domésticos son una excepción a esta regla porque sus funciones sexuales se han pervertido a causa de la alimentación antinatural, tantas veces excesiva, además del encierro y la inactividad. Lo mismo es el caso con el así llamado hombre civilizado, quien padece de un erotismo exagerado y que cree encontrar la salvación dando libre rienda a todos sus impulsos. La acostumbrada descarga seminal, como ocurre en el coito ordinario, no puede considerarse como natural porque, en el solo deseo de la gratificación de los sentidos, se pierde una cantidad bastante apreciable de energía vital (también de valiosos constituyentes de la sangre tales como la lecitina, colesterina, fosfatos, tan importantes para las glándulas, los tejidos nerviosos, las células cerebrales y el equilibrio de las endocrinas).Como sabemos, nuestro instinto demanda con frecuencia la unión de los sexos, no precisamente con fines propagativos, sino por razones afectivas y espirituales. De estas indicaciones resulta que: la sencilla unión sexual, sin crisis propagativa, está conforme con la naturaleza en beneficio de los ordinarios instintos amatorios. Con un poco de voluntad es posible a cualquier hombre de regular cultura evitar el orgasmo y gozar del éxtasis interrumpido del intercambio magnético sexual. La idea de que la unión sin orgasmo sea en extremo difícil o reñida con los planes naturales ha sido contradicha por el sinnúmero de individuos que con tan magníficos resultados lo han realizado.
SEGUNDO: Este método es sano. En primer lugar libra a las mujeres de la procreación involuntaria y, además, acaba con el desgaste de energía de parte del hombre. Esto no puede decirse de ningún otro método de control de nacimientos, los que reducen su técnica a evitar los efectos propagativos de la emisión del semen y no la emisión misma.
TERCERO: Este método aumenta la felicidad sexual. Muchos dirán, seguramente, que disminuye el placer de la unión; pero se les puede contestar que no tienen más que ponerlo en práctica y se convencerán de los benéficos resultados. El coito ordinario, en el cual se confunden las funciones afectivas y fecundadoras, lleva a un pronto y abrupto fin, es asunto momentáneo y termina en cansancio y disgusto. Este cansancio que acompaña al desgaste sexual es la causa de sentimientos de desprecio y malestar y, sin duda alguna, por este motivo los órganos sexuales siempre han inspirado vergüenza y, muchas veces, asco y repugnancia. Así, la historia de Adan y Eva, que perdieron el mundo espiritual y cayeron en el material, simboliza muy bien el cambio del goce puramente afectivo por el sentimiento de repulsión que trae consigo la descarga prematura. Por esta razón tuvieron vergüenza y empezaron a mirar con temor la causa del desengaño, en estas circunstancias: los órganos sexuales. La desgana y el disgusto ocasionan malas miradas al instrumento de placer y también a la persona que lo provoca. En este punto comienza el "enfriamiento " que termina en indiferencia, desengaño, odio y divorcio. Por el contrario, los amantes que usan sus órganos sexuales únicamente como instrumentos de la naturaleza espiritual, esto es, como conductores del magnetismo sexual, y se abstienen del orgasmo cuando no se desea la concepción, gozarán de la suprema felicidad en la vida matrimonial durante cualquier tiempo sin saciedad ni desengaño y harán de su hogar la verdadera mansión del respeto al sexo.
CUARTO: Este método es efectivo como medida de control de la natalidad. La costumbre de hacer de la unión sexual un acto tranquilo, sereno, como una conversación, restringiendo la excitación a los límites necesarios para evitar el orgasmo, se puede adquirir fácilmente y entonces no hay riesgo de concepción involuntaria. Noyes explicó su teoría, además, como sigue: El primer impulso que une a los sexos no es el acto propagativo sino la alegre intercomunicación del magnetismo corporal por medio del espasmo amoroso, que en manera alguna tiene que ver con el orgasmo y que se verifica sin que éste ocurra. El mutuo contacto de la piel y la unión de los cuerpos de sexos distintos proporcionan un intercambio de dos clases de magnetismo vital los cuales, en equilibrio, constituyen el perfecto balance de la vitalidad".Los organismos unicelulares, como el paramecium, al envejecer se renuevan por medio de una unión entre dos, durante la cual hay un mutuo intercambio de sustancias de los cuerpos de cada uno. Un similar proceso de recuperación de la juventud se presenta, en grado más elevado, entre los amantes por el intercambio del magnetismo sexual; magnetismo que conduce a la conservación de la salud y el bienestar general por sus vitalizantes efectos en las glándulas endocrinas, provocándolas a producir mayor cantidad de hormonas que van a parar a la sangre y contribuyen en grado máximo a la vitalización de todos los tejidos del cuerpo y del cerebro. Las dos funciones de los órganos sexuales suelen confundirse aún por los mismos fisiólogos. La función afectiva suele considerarse meramente como anzuelo para la propagación de la especie.

 
 
QUANTICOSCP | LEGALIDAD Y PRIVACIDAD

806: Máx. Fijo: 1,21;Movil 1,57Euros/min. IVA incl. Mayores de 18 años, Quántico S.C.P. Ap.C. 2078-18014 Granada.
91 217 62 71 : En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta y Visa.

Tirada Tarot gratis virtual para el trabajo y los negocios, magia y rituales reales y de proteccion