tarot-gratis-virtual

INICIO

MAGIA

MAGIA AMOR
PROTECCION
TRABAJO
DINERO
PARA PAREJA MAGIA WICCA

ARMONIZACION

FENG-SHUI
I-CHING
REIKI
RELAJACION
MEDITACION
ORIGEN TAROT Cromoterapia

PREDICCION

NOSTRADAMUS

ESOTERISMO

MISTERIO
PSICOMETRIA
PIRAMIDES
TANTRISMO
TELEPATIA
LA LUNA
KARMA
MAGIA
VIAJE ASTRAL
LOS SUEÑOS
AUTOCURA
CHAKRAS

NUMEROLOGIA

NUMEROLOGIA
ANUAL
PREDICCION

tarot gratis virtual

 

 

 

tirada runas

 

 

 

tarot visa

 

 

 

tarotistas videntes

 

TELEPATIA

TELEPATIA 1

 

La Telepatía es la facultad de proyectar nuestros pensamientos a distancia y que estos sean captados por el aparato sensitivo receptor de otra persona. Realmente es una facultad de doble sentido: enviar y recibir.
Según nuestras propias experiencias parece existir un sistema físico que sostiene esta capacidad. La antena emisora de nuestros pensamientos estaría ubicada en la glándula pineal (epífisis) y la antena receptora (posiblemente) en la red nerviosa conocida como plexo solar, a la altura del ombligo, la zona en al que los antiguos indostanes ubicaban el chacra manipura.


A estas iniciales conclusiones llegamos, en primer lugar, mediante la investigación a través de técnicas de meditación o de introspección. Sistemas que, correctamente aplicados, nos permiten conocer más a fondo la realidad de los fenómenos, aunque desde un punto de vista científico no ortodoxo.
Se realizo , hace ya algunos años un interesante estudio dentro de la medicina forense. Examinaron las epífisis de 34 personas fallecidas y adjuntaron estos datos a las biografías personales de éstas (profesión, nivel de éxito dentro de su ámbito laboral, etc...) El estudio estaba necesariamente limitado por la escasa disponibilidad de elementos para el estudio. Sin embargo, de estos 34 casos reunidos a lo largo de 5 años, se disponían de suficientes datos como para que los resultados pudieran ser suficientemente significativos.
Según las revelaciones de esta singular experiencia, las personas de mayor éxito disfrutaban de una glándula epífisis menos degenerada. Recordemos que esta glándula involuciona y se calcifica conforme avanzamos en edad. Pero aquellos que a una edad avanzada disfrutaban de una vida activa y exitosa tenían una epífisis prácticamente normal. Esto era particularmente cierto en aquellos casos (4 en el estudio) que a una edad avanzada parecían llevar una vida exitosa en el plano sexual. Tres de estos cuatro (varones) habían conquistado a una mujer joven cuando tenían más de 60 años.


Según nuestras apreciaciones la glándula pineal (o epífisis) cumple un papel significativo en la "transmisión del pensamiento". De hecho parece ser algo así como la antena emisora del pensamiento. Posiblemente la mayor integridad de esta glándula es la que determina que en nuestra vida gocemos de cierto carisma.
Piénsese en lo siguiente: una cosa es hablar bonito y otra es conseguir atraer la atención de los que nos escuchan. Esto último no depende tanto del mensaje o de las palabras que le den forma. Todos sabemos de personas muy cultas con muy poco carisma y personas con escaso vocabulario pero capaces de promover un alto grado de atención y aceptación. El misterio no está en nuestra capacidad de expresión... sino en que nuestro mensaje se proyecte envuelto en unas ondas cerebrales poderosas. Esto es lo que distingue a los buenos de los malos vendedores, a los buenos oradores de los malos, etc....


su vez, la integridad o la involución de esta glandulita depende directamente de la actividad de nuestras glándulas sexuales. Siempre que la glándula se mantiene perfectamente funcional a una edad avanzada coincide con el mantenimiento de una buena actividad de las glándulas endocrinas sexuales. Lo que también influye, dicho sea de paso, en la calidad de la voz. Para no extendernos en este aspecto os recomendamos un paseo atento por las secciones dedicadas a la sexualidad (PUERTA 6). ¡Ah, los misterios del Amor!, que tan importantes fueron en todas las culturas (taoísmo, tantrismo, sufismo, alquimia,...).
A nadie le debe caber la menor duda de que todos nuestros pensamientos se traducen en formas químicas (neurotransmisores) y ondas energéticas (las ondas cerebrales, perfectamente identificables). Sin embargo, para aceptar que estas ondas energéticas puedan transportarse allende el espacio tendremos ineludiblemente que aceptar la posibilidad de una transmisión fuera del ámbito tridimensional al que estamos acostumbrados. Tal vez tuviera mucho que decir el notable físico Ruperth Sheeldrake y sus campos morfogenéticos. Y aún nos quedaría otro factor por descifrar: el que una persona pueda captar dichas ondas y traducirlas a pensamientos inteligibles (imágenes, ideas, etc...). Pero no es nuestra labor, por el momento, convenceros de esta posibilidad. En todo caso, carecemos de datos científicos concluyentes. Sólo que los hechos son siempre hechos aunque no dispongamos de teoría aceptable al respecto.


Pensemos que esto de la telepatía no es tan extraño a nuestra cultura. De hecho, una buena parte de nuestra vida nos la pasamos intentando esas transmisiones telepáticas. ¡Como!, y tú sin saberlo...
Cualquier persona religiosa no hace más que intentar una transmisión telepática cuando reza. En la cultura cristiano-católica se acude a un templo y el creyente se concentra en una imagen. Luego da rienda suelta a sus pensamientos (casi siempre peticiones o algo por el estilo) con la esperanza de que el personaje (santo, ángel o lo que sea) escuche esos pensamientos. Un creyente de mediana cultura no puede suponer que la estatua sea el personaje. Sin embargo tal práctica se basa en uno de los más efectivos sistemas de transmisión telepática. De hecho, aquí se encierra una clave realmente importante.
Cuando queremos transmitir un mensaje a otra persona el procedimiento es el siguiente (este es el mejor método que hemos experimentado): Relájese la persona que desea transmitir, cierre los ojos e imagínese a la persona destinataria con el máximo detalle, como si estuviera justamente delante de nosotros. Con el pensamiento nos dirigimos a ella tal como si realmente le estuviéramos hablando directamente, como si verdaderamente estuviera allí presente.

 

 
 
QUANTICOSCP | LEGALIDAD Y PRIVACIDAD

806: Máx. Fijo: 1,21;Movil 1,57Euros/min. IVA incl. Mayores de 18 años, Quántico S.C.P. Ap.C. 2078-18014 Granada.
91 217 62 71 : En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta y Visa.

Tirada Tarot gratis virtual para el trabajo y los negocios, magia y rituales reales y de proteccion